miércoles, 29 de octubre de 2014

'Nocilla Dream' de Agustín Fernández Mallo

   Nocilla Dream de Agustín Fernández Mallo, publicada en 2006, se trata de la primera novela que inicia la trilogía Nocilla Project, la cual está compuesta por sus otras dos novelas: Nocilla Experience (2008)  y Nocilla Lab (2009).  A partir del impacto que causó la trilogía Nocilla Project, la periodista Nuria Azancot acuñó al movimiento literario contemporáneo como generación Nocilla.


Para llegar a entender esta novela tenemos que preguntarnos: ¿Cómo y por qué surgió Nocilla Dream? El mismo autor nos responde a esta pregunta en el periódico La Vanguardia:





Así pues, Mallo inicia esta novela a partir de la docuficción y autoficción. Es decir, toma noticias reales y las deforma. Lo curioso de esta novela es que esas historias (reales, semireales o ficcionales) no se presentan de manera lineal, sino que Mallo las fragmenta en su novela y el lector se puede llegar a sentir confundido porque de un fragmento a otro no hay relación aparente entre las historias, personajes, espacios e incluso géneros. 

Como bien nos advierte Juan Bonilla en  el prólogo de Nocilla Dream:

No estamos ante una novela tradicional, sino que estamos ante una novela experimental  que pone en práctica la teoría del rizoma, red de redes, arroyo sin fin, emplea la técnica del collage y el zapping

Por tanto, el lector se enfrenta a un tipo de novela totalmente distinta a la que suele estar acostumbrado. Aquí Fernández Mallo rompe la regla de las tres unidades (tiempo, acción y lugar) de Aristóteles. Se trata de  una novela experimental que busca una ruptura con lo anteriormente hecho y para ello emplea distintas técnicas como puede ser el fragmentarismo o el colaje. 

Mallo usa como pretexto una  historia central a la que añade numerosos  relatos. Nocilla Dream está compuesta por 113 fragmentos o relatos breves en los que se presentan diversas historias fragmentadas que a simple vista parece que no tienen nada en común, pero que finalmente están interrelacionadas. El motivo que aúna la mayor parte de estas historias es la carretera US50, que les dirige hacia Carson City, en la que hay un álamo en el que la gente cuelga sus zapatos. Esta novela transporta al lector hacia distintos lugares del planeta como puede ser Estados Unidos, Albacete, Pekín, Bangkok, Madrid, micronaciones, etc. También nos presenta una gran gama de personajes como prostitutas, camioneros, programadores, surfistas, banqueros, empleados de gasolineras, repartidores, escaladores, boxeadores, etc.  

Además, la novela también está compuesta por artículos de diversas temáticas  como puede ser la física cuando cita a Richard Phillips Feynman o a Jacob D. Bekenstein, el cine norteamericano con Alfred Hitchcock, la música de los años 80 con Sex Pistols o Siniestro Total,  la cultura japonesa, la  literatura cuando cita a Borges, la filosofía con Felix de Azúa, la ingeniería con Martin Cooper, la arquitectura, la tecnología, los asuntos audiovisuales con Daniel Arijon, el arte conceptual, etc. La mayor parte de estas referencias desvelan las influencias y gustos del autor.

En definitiva se trata de una novela heterogénea que abarca diversos conocimientos del mundo. En ese sentido, podríamos comparar está novela con Internet (red de redes) en el que actualmente hallamos todo tipo de información.

Una cita de J. S. Simpson en The Daily Economy que aparece casi al final de esta novela explica a la perfección lo que significa Nocilla Dream en el panorama narrativo español contemporáneo:

 En esta ¿novela? ¿poema? ¿informe?, dejémoslo simplemente en “texto sin glutamatos ni conservantes ni potenciadores del sabor”, se renueva el lenguaje agotado de la novela contemporánea. Una maestría de invocación (más que de utilización) de recursos. Un lujo.

Sin duda alguna, Mallo es un autor arriesgado, experimental, novedoso, revolucionario e insatisfecho con el panorama narrativo español contemporáneo. Él rechaza la escritura tradicional y aboga por un tipo de escritura que se corresponda con la situación y tiempo en que se desarrolla. Por ello, Fernández Mallo tiene en cuenta el impacto que ha causado Internet en nuestro modo de escritura y considera que las novelas han de cambiar su forma de expresión y adaptarse a la escritura del siglo XXI.

En ese sentido, Fernández Mallo en Nocilla Dream pone en práctica un nuevo modo de expresión. El autor, al deshacerse de la escritura tradicional, intenta imitar la escritura digital en la que los fragmentos podrían tener su equivalente en la esfera digital con los enlaces que vinculan los textos de las narraciones hipertextuales. 

 De este modo, el lector juega un papel fundamental en este tipo de novelas fragmentadas porque el autor  le otorga al lector la posibilidad de alterar el orden de la lectura. De este modo el lector es el que decide libremente el camino que seguirá el texto, es decir, puede tomar diferentes vías para darle sentido a la obra.  No importa que el lector empiece por el fragmento 7  y siga por el 89 o el 32 porque, al fin y al cabo, todo está interconectado, al igual que sucede en la Red.

Para finalizar esta publicación me gustaría compartir el fragmento número 45 de Nocilla Dream para que reflexiones sobre cuál será el futuro de  la escritura en soporte digital y de la escritura en formato impreso:

AÑO 2054. Mis nietos están explorando el desván de mi casa. Descubren una carta fechada en el 2004 y un CD-ROM. La carta dice que ese disco CD-ROM que tienen entre sus manos contiene un documento en el que se da la clave para heredar mi fortuna. Mis nietos tienen una viva curiosidad por leer el CD, pero jamás han visto uno salvo en las viejas películas. Aún cuando localizaran un lector de discos adecuado ¿cómo lograrían hacer funcionar los programas necesarios para la interpretación del disco? ¿Cómo podrían leer mi anticuado documento digital? Dentro de 50 años lo único directamente legible será la carta.
JEFF ROTHENBERG




Bibliografía:
‘El escritor radiactivo’ (en línea), http://www.candaya.com/agustinlavanguardia.pdf (fecha de consulta: 23 de octubre de 2014)


No hay comentarios:

Publicar un comentario